Kimono Joya

Exposición KIMONO-JOYA 2019

abril 2019 en la sala de exposiciones de la embajada española en Tokio.

El proyecto “Kimono-Joya” exhibe en Tokio un total de 34 piezas tradicionales japonesas ornamentadas por artistas españoles según su visión de la estética japonesa

Tokio,  abr (EFE).- Los kimonos japoneses se han convertido en el lienzo de un grupo de artistas españoles y nipones que ha llevado a Tokio una muestra de estas piezas tradicionales decoradas con técnicas de arte pictórico, textil y ornamental.

El proyecto Kimono-Joya “se formó como se forma el arte, de una manera espontánea”, cuenta a EFE el comisario y artista participante, Carlos Muñiz, sobre la exposición que hoy abrió al público en la Embajada de España en la capital japonesa.

El “haori”, protagonista de la exposición

Un grupo de artistas de nacionalidades española y japonesa se “aglutinaron” para este proyecto concebido en 2015, unidos “por una atracción común” por la cultura japonesa y el “haori”, la chaqueta tradicional similar al kimono que protagoniza esta exposición.

El conjunto de 34 obras que se exponen ahora en Tokio utiliza esta prenda tradicional de seda en color negro y colgada en forma de “T” como un soporte a partir del cual cada artista representa su idea de la estética japonesa.

Algunos optaron por elaborar sus obras a partir de la visión “wabi-sabi”, el término japonés que describe la belleza de las cosas imperfectas e invita a rodearse de simpleza y naturaleza. Es el caso de la pieza del propio Muñiz, que incorpora varias piezas de metal y se basa en la figura del círculo, otro de los grandes protagonistas de la estética nipona.

“Nos hemos ido todos a la forma circular, y eso es algo muy japonés, muy zen”, explica el creador sobre su “jigoku”, una obra repleta de connotaciones japonesas.

Grandes figuras del mundo artístico español colaboran en el proyecto Kimono-Joya, entre ellos el diseñador José María Cruz Novillo, creador de logos tan conocidos como los del PSOE, Correos, Renfe y Repsol; y premios nacionales de Artes Plásticas como Guillermo Pérez Villalta, Miguel Ángel Campano, Jordi Teixidor y Rafael Canogar.

También participan en la muestra creadores japoneses como Teruhiro Ando y Fumiko Negishi, que con su kimono “Sueño” recuerda la ardua labor de punto que realizaban las mujeres japonesas durante la guerra.

Uno de los mayores “retos” de la colección, según su comisario, fue aplicar la técnica escogida por cada artista a la seda, un material delicado que presentó “problemas que no fueron fáciles de solventar”.

Algunos, como el poeta y filósofo Ignacio Gómez de Liaño, utilizaron la impresión digital, mientras que la pintora Eva Lootz cosió cientos de diminutas cuentas de cristal y Diego Canogar hizo lo mismo con anillas de latas de refresco.

Algunos artistas “sentían miedo y respeto a acometer la obra”, cuenta Muñiz, pero todos consiguieron completar sus creaciones para formar una colección que ya acumula 60 piezas, de las cuales solo se han podido exhibir la mitad en Tokio.

En Kimono-Joya, los creadores realizan un nuevo acercamiento del arte español a la estética japonesa, poniendo en valor sus refinados tejidos y complejas técnicas en lo que es, según Muñiz, “una colección prácticamente irrepetible” y que sus creadores quieren exponer más adelante en ciudades españolas con la participación de artistas locales.

agencia EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.